fbpx

Urticaria

urticaria

¿QUÉ ES LA URTICARIA?

La urticaria es un trastorno muy común que se caracteriza por la aparición de habones o ronchas en la piel. Esto habones producen picor y son evanescentes, es decir, que en menos de 24 horas desaparecen, aunque pueden aparecer nuevos en otras localizaciones.

¿CUÁL ES SU CAUSA?

Las reacciones de la urticaria se producen cuando ciertos estímulos desencadenan la liberación de mediadores de la inflamación capaces de producir aumento de la permeabilidad vascular y edema. Cuando esto ocurre en la dermis superficial, se producen las ronchas. En cambio, cuando esto se produce en los tejidos más profundos da lugar al angioedema.

TIPOS DE URTICARIA

La urticaria se divide en 2 grandes grupos en función del tiempo de evolución. Conocemos como urticaria aguda aquella que se encuentra presente desde hace menos de 6 semanas, y como urticaria crónica aquella que acompaña al paciente desde hace más de 6 semanas. Además, las urticarias crónicas las podemos separar en dos subgrupos:

Urticarias físicas

Están provocadas por estímulos externos al cuerpo, capaces de producir liberación de mediadores, y de esta forma desencadenar una urticaria. Entre ellos encontramos el sol, el frío, el agua, la presión o la vibración.

Urticarias crónicas idiopáticas

En su gran mayoría no se llega a identificar ningún desencadenante, aunque es necesario descartar la asociación a algunos factores, entre los que encontramos los fármacos, principalmente los antiinflamatorios (AINEs, como ibuprofeno). También es conocido que algunos alimentos puede desencadenarla o empeorarla, como pueden ser leche, huevos, mariscos, pescado, cereales o frutos secos, así como las picaduras de insecto.

¿CÓMO SE TRATA LA URTICARIA?

El tratamiento se basa en 2 pilares básicos: el primero consiste en evitar los fármacos desencadenantes o las situaciones que provocan la urticaria, y el segundo, en la administración de antihistamínicos, preferiblemente de segunda generación con menor perfil sedante, a dosis elevadas. En caso de no controlarse las lesiones con un antihistamínico a dosis plenas, se cambiará de fármaco o se combinará con un segundo antihistamínico.

Si aún con ello no se consigue el control de los síntomas, está indicado recurrir a fármacos inmunosupresores o a un fármaco biológico de relativamente reciente comercialización, llamado Omalizumab, que ha demostrado su eficacia para el tratamiento de la urticaria crónica. El inconveniente de esta terapia es su algo coste económico. Por otro lado, los fármacos inmunosupresores pueden también ser eficaces, aunque se ha de sostener en una balanza su potencial riesgo de efectos adversos.

FAQS SOBRE URTICARIA

El diagnóstico es fundamentalmente clínico, y se realiza mediante la historia clínica y la exploración física. En caso de que en el momento de la visita el paciente no presente lesiones, es de ayuda que aporte fotos realizadas cuando sí presentaba lesiones.

Se realizará un interrogatorio exhaustivo con tal de hallar algún posible desencadenante, y en casos de urticaria crónica sin causa aparente, se realizará un estudio analítico para determinar alguna posible causa asociada.

mail clínica tufet
teléfono clínica tufet
whatsapp
solicita tu visita

Todos nuestros tratamientos de la Unidad de Dermatología aquí

www.clinicatufet.com

Start typing and press Enter to search

Traductor »