UNIDAD
DEPILACIÓN LÁSER

UNIDAD DEPILACIÓN LÁSER CLÍNICA TUFET

¿QUÉ ES LA DEPILACIÓN LÁSER?

La depilación láser consiste en aplicar sobre la piel un haz de luz, que el pigmento del pelo (melanina) absorbe y conduce hasta el folículo, destruyéndolo sin dañar los otros tejidos.

Esto es lo que se conoce como fototermólisis selectiva, produciéndose la destrucción del bulbo piloso sin afectar a los tejidos adyacentes. Como el láser sólo actúa sobre las zonas oscuras por la melanina, no es eficaz para el vello blanco o muy claro.

¿CÓMO SE REALIZA LA DEPILACIÓN LÁSER?

Para aplicarlo, primero se rasura el vello de la zona a tratar y dependiendo del tipo de piel y del vello del paciente se ajustan los parámetros para obtener los mejores resultados. Antes de aplicar la luz pulsada se debe cubrir la zona a tratar con un gel especial. Al terminar el tratamiento, la piel se puede enrojecer ligeramente.

Existen pocos riesgos en la depilación Láser que hay que conocer, para evitar posibles complicaciones, se recomienda que se realice con láser médico y profesionales que garanticen las máximas medidas de seguridad.

¿Qué pelo se puede fotodepilar?

Para que la fotodepilación sea posible deben cumplirse dos premisas:

1. El pelo debe contener melanina (pigmento).
2. El pelo debe ser más oscuro que la piel.

COLOR DEL PELO:

NEGRO – CASTAÑO – PELIRROJO – RUBIO – GRIS – BLANCO

El pelo que responderá mejor a la fotodepilación será el negro, seguido del castaño, el rubio (difícil) y el gris (difícil). El pelo blanco (no tiene melanina) hasta el momento no es posible fotodepilarlo.

GROSOR DEL PELO:

GRUESO – INTERMEDIO – FINO

El pelo grueso responderá mejor al tratamiento por tener mayor cantidad de melanina al contrario que el pelo fino que contiene poca cantidad de melanina.

PROFUNDIDAD DEL PELO:

SUPERFICIAL – PROFUNDO

El pelo superficial responde mejor que el pelo profundo (cuanto más profundo se encuentra el pelo más le cuesta a la luz llegar a su raíz)

PROFUNDIDAD DEL FOLÍCULO:

La mayor densidad folicular, es decir, el mayor número de pelos y de folículos en potencia para crear nuevos pelos se traduce en un mayor número de sesiones según la zona corporal:

ZONA CORPORAL

Cuero cabelludo
Barba
Labio superior
Axilas
Tronco
Zona del pubis
Piernas
Muslos
Mamas

PROFUNDIDAD FOLÍCULO (mm)

3-5
2-4
1-2.5
3,5-4,5
2-4,5
3,5-4,5
2,5-4
2,5-4
3-4,5

PRINCIPALES CARACTERÍSTICAS DE UNA FUENTE DE LUZ EN FOTODEPILACIÓN

1. Longitud de onda:

La longitud de onda determina la absorción de la luz por un determinado color (cromóforo o tejido diana). Además determina la profundidad a la que penetrará la luz en la piel. Para la fotodepilación se considera una longitud de onda adecuada la que permita que la luz sea absorbida por la melanina y que al mismo tiempo permita alcanzar la profundidad suficiente para que la luz llegue al folículo piloso: esto lo cumplen las longitudes de onda situadas entre 700 y 800 nm (nanómetros (1 nanómetro = 10-9 metros)), aunque se consideraran válidas y además necesarias para poder tratar una mayor gama de pelos (diferentes colores, grosores y profundidades) y pieles, longitudes de onda comprendidas aproximadamente entre 600 y 1100nm.

Como regla general: A mayor longitud de onda mayor penetración de la luz en la piel.

Longitud de onda (nanómetros)

500 nm
600 nm
700 nm
800 nm
900 nm
1000 nm
1100 nm

Penetración en la piel (milímetros)

0.5 mm
1 mm
1.5 mm
2 mm
2.5 mm
3-3.5 mm
4 mm

2. Spot:

Es el tamaño del haz de luz. Debe tener el mayor tamaño posible. A mayor tamaño, mayor penetración y mayor superfície tratada en menor tiempo.
Aconsejamos un spot mayor de 5mm (milímetros).

3. Duración del pulso:

Es el tiempo que el haz de luz está actuando sobre nuestra piel y nuestro pelo. El tiempo de exposición a la luz varía según el tipo de pelo y piel, por eso la fuente de luz deberá poder variar la duración del pulso entre 5-100 ms (milisegundos) aproximadamente.

4. Fluencia:

Es la energía (julios) que nosotros aplicamos por cm2 de superficie de piel. La fuente de luz deberá poder emitir fluencias superiores a 30 julios/cm2.

PLATAFORMA LÁSER

Existen varios tipos de láser usados para la depilación, dependiendo de la longitud de onda en la que emiten, actuarán mejor sobre un tipo de vello u otro. La plataforma láser de Clínica Tufet para realizar la depilación, dispone de los siguientes equipos:

Longitud de onda: 1064 nm.
Fluencia: 90-150 J/cm2.
Duración de pulso: Sistema pulsado (1-2-3):6-16 ms.

Su larga longitud de onda nos permite tratar prácticamente todo tipo de piel y su alta potencia nos permite tratar todo tipo de pelo, aunque debido a esta alta potencia, el tratamiento debe limitarse a zonas pequeñas y a pelos resistentes a los otros métodos.

Longitud de onda: 810nm.
Fluencia: 10-60 J/cm2.
Duración de pulso: 5-100 ms.
Spot: 9 mm. x 9 mm.

Su larga longitud de onda nos permite tratar de forma eficaz pelos profundos, gruesos y oscuros y en prácticamente todos los tipos de piel con gran seguridad

Longitud de onda: 560nm, 640nm, 695nm.
Fluencia: 15-45 J/cm2.
Duración de pulso: Sistema pulsado (2-3):2-6 ms.
Spot: 8 x 34 mm.

Sistema versátil que nos permitirá tratar incluso pelos de muy pequeño grosor y de colores menos oscuros.

Longitud de onda: desde 540nm, 570nm, 650nm hasta 950nm
Fluencia: 5-20 J/cm2.
Duración de pulso: Sistema monopulso : 30,40,50ms
Spot: 6.4cm2 (16 x 40 mm.)

Sistema que permite depilar pelo de diferente color y grosor, cuidando de manera exclusiva las pieles oscuras y pigmentadas.

Sistema monopulso de gran longitud compuesto por múltiples unipulsos. El espectro de la luz UV es reconvertido en espectro de luz visible aprovechable, lo que genera gran energía y permite obtener los mejores resultados. Su filtro 950nm evita la absorción de luz por parte del agua de la piel, evitando exceso de calor, depilando con gran seguridad pieles oscuras y evitando posibles efectos secundarios.

Longitud de onda: 755nm
Rango de fluencia:

 6mm: Hasta 100 J/cm2.
 8mm: Hasta 100 J/cm2.
 10mm: Hasta 60 J/cm2.
 12mm: Hasta 40 J/cm2.
 15mm: Hasta 30 J/cm2.
 18mm: Hasta 20 J/cm2.

Duración de pulso: Sistema monopulso : 3ms
Spot: 6,8,10,12,15,18mm de diámetro

Sistema preciso y no invasivo, que hace posible que tratamientos de grandes áreas se realicen en un tiempo más reducido.

FAQS SOBRE DEPILACIÓN LÁSER

1. Evitar el bronceado (sol y U.V.A.) mínimo 2 semanas antes y 2 semanas después de cada tratamiento:a. El mayor contraste entre piel y pelo da lugar a resultados más óptimos.
b. La piel recién bronceada presenta un proceso inflamatorio que puede responder de forma no apropiada al efecto del haz de luz dando lugar a hiperpigmentaciones o hipopigmentaciones (zonas de piel con mayor o menor coloración respecto a la piel normal).

2. No depilarse con métodos que impliquen arrancamiento del folículo piloso: cera, pinzas…

a. Si no hay folículo piloso no será posible eliminarlo.
3. Rasurar la zona a fotodepilar de manera que el pelo sea visible unos 2-3 mm (milímetros):

a. De otra manera, el pelo largo absorbería mucha energía y esta no llegaría a la raíz del pelo. Si el pelo solo tiene 2-3 mm (milímetros) de longitud hará la función de “antena” llevando la luz hasta la raíz.

Algunas pautas que recomendamos antes de realizarse una depilación láser y obtener los mejores resultados son:

  • No utilizar maquillaje el día del tratamiento y el día después, ni productos que contengan ácido glicólico o retinoicodurante los 3 días anteriores al tratamiento
  • No depilarse durante el mes anterior al tratamiento  con cera, pinzas, o cualquier otro método de arranque del vello.
  • Evitar la exposición al sol o a los rayos UVA durante los  30 días anteriores.
  • Rasurarse la zona a depilar aproximadamente 2 o 3 días antes. Se puede rasurar en la Clínica pero es recomendable hacerlo antes para no dañar la piel.
  • En las piernas se aconseja rasurarse sólo la parte inferior y no tocar el muslo para evitar convertir el vello fino en pelo.
  • Acudir a la cita con las zonas a depilar limpias y no aplicar desodorante o productos que contengan alcohol.
  • No ponerse crema hidratante en la zona a tratar antes del tratamiento.
  • Respetar el intervalo entre sesiones marcado por el equipo médico de Clínica Tufet.

Una sesión de depilación láser deja al paciente depilado mucho tiempo. En torno a los dos meses como mínimo.

Tan pronto realizada la sesión, el paciente puede exponerse al sol transcurridos 3 ó 4 días, cuando haya remitido la irritación de la piel.

No es necesario esperar un mes para exponerse al sol.

Nada más acabe la sesión la zona debe mantenerse depilada del pelo grueso durante un mínimo de 5-6 semanas. Si el pelo aparece antes de los 15 días se aconseja realizar una sesión de repaso antes  de los 20 días.

El intervalo entre sesiones por lo tanto debe ser amplio y creciente a partir de los 3 meses.

Para que la sesión sea más rentable, es bueno dar suficiente tiempo a que el pelo residual haya vuelto a brotar.

Cuando el pelo empieza a brotar pero todavía no toca realizar la siguiente sesión, el paciente puede mantenerse limpio mediante rasurado o crema depilatoria.

Esto permite que el paciente se mantenga cosméticamente cómodo mientras deja transcurrir algo más de tiempo para que se reúna más pelo activo.

Como a medida que hacemos sesiones cada vez queda menos pelo y tiene un crecimiento más lento, las sesiones se van espaciando cada vez más y el paciente se mantiene mientras tanto depilado.

Al principio el intervalo interesante para la depilación femenina corporal es  durante las 6 primeras sesiones ,de  3 meses. Las siguientes sesiones se pueden ir espaciando en función de la cantidad de pelo y zona a  depilar.  … Al final las últimas sesiones se hacen cada 6 meses o cada año para dar tiempo a que el pelo residual brote.

CONTRAINDICACIONES ABSOLUTAS

a. Piel recién bronceada (sol o U.V.A)
b. Fotosensibilidad (reacciones adversas de la piel a la exposición de la luz) por enfermedad o por fármacos.
c. Tratamiento con 13.cis-retinoico (mantener sin tratamiento como mínimo 7 meses).
d. Área ocular (salvo que exista protección).
e. Áreas con neoplasias.

CONTRAINDICACIONES RELATIVAS

a. Pieles V o VI (según sistema fotodepilatorio utilizado): la piel tipo V es la moderadamente pigmentada; la piel tipo VI es la piel negra.
b. Embarazo y lactancia.
c. Alto riesgo de cicatriz queloidea.
d. Pacientes diabéticos descompensados por riesgos de úlceras por quemaduras en extremidades inferiores.
e. Pacientes inmunodeprimidos.
f. Pacientes con herpes simple recidivante en el área a tratar salvo tratamiento preventivo.
g. Áreas recién depiladas por avulsión (cera, pinzas, eléctrica…) al eliminar el pelo existente.

Es posible fotodepilar cualquier zona del cuerpo aunque sí es cierto que no todas responderán de la misma manera.

La mujer puede iniciar la fotodepilación a partir de la menarquia (es decir, su primera regla).En el varón podríamos iniciar la fotodepilación una vez finalizada la pubertad.

En casos concretos, como afectación psicológica por el vello no deseado, podría iniciarse antes.

El tiempo de duración de una sesión de fotodepilación va a estar en función de la extensión del área a tratar.

Una zona pequeña, como el labio superior, precisará de unos 5 minutos; zonas como axilas o ingles necesitarán unos 15 minutos de tratamiento, mientras que en zonas como la espalda o las piernas, la duración del tratamiento oscilará entre media hora y una hora.

El número de sesiones que serán necesarias va a depender de muchos factores aunque, principalmente, vendrán marcadas por la zona corporal que se quiera fotodepilar, la presencia de trastornos hormonales, el color de la piel, el grosor, profundidad y color del pelo, la densidad folicular, el sexo y la edad.

A grandes rasgos, las zonas que mejor responden a la fotodepilación son la zona del bikini y las axilas, seguidas de las piernas, y las que peor responden son cualquier zona de la cara y el cuello.

Aproximadamente en ingles y axilas el número de sesiones necesarias no supera las seis. En el resto de zonas del cuerpo probablemente precisarán un número mayor de sesiones.

En la cara no podemos hablar de un número de sesiones concreto ya que, en la mayoría de los casos, una vez completado el tratamiento, será preciso un mantenimiento de 1 ó 2 veces al año.

En el varón una de las zonas que responde bien al tratamiento es la barba y el cuello, mientras que una de las que peor responde es el pecho y la espalda.

Como ya hemos comentado, los intervalos de tiempo entre cada sesión de fotodepilación van a depender de la duración del Ciclo de Crecimiento del Pelo de cada zona corporal (es decir, el tiempo que tarda el pelo de una determinada zona en llegar a la fase anágena) y del número de sesiones de fotodepilación que se hayan realizado.

De forma orientativa, para zonas de la cara serían entre 4 y 8 semanas mientras que en el resto de zonas corporales entre 2 y 4 meses. A medida que vayan realizándose sesiones, este intervalo debe ir aumentando paulatinamente de forma personalizada según criterio médico.

Estos intervalos entre tratamientos son los mínimos recomendados, pero podemos espaciarlos mucho más según las necesidades del paciente, es decir, la efectividad de la sesión realizada no se perderá aunque esperes mucho tiempo en realizar la siguiente ya que el pelo que hayamos fotodepilado seguirá fotodepilado.

ZONAS CORPORALES

LABIO SUPERIOR 6 SEMANAS
AXILAS 2-3 MESES
PUBIS 2-3 MESES
BRAZOS 2-4 MESES
PIERNAS 3-6 MESES
MUSLOS 2-3 MESES
SENOS 10 SEMANAS

Aunque sí que produce cierta molestia no podemos considerar la fotodepilación un método doloroso y si la comparamos con cualquier otro método depilatorio (cera, depilación eléctrica) la fotodepilación es el menos molesto.

Puede notarse cierta sensación de “pellizco” pero que no precisa anestesia y es siempre bien tolerada por todos los pacientes.

Esta molestia se produce por la afectación del nervio que inerva al pelo en el momento de la descarga lumínica.

En cualquier caso, los métodos de enfriamiento que acoplan la mayor parte de los sistemas de fotodepilación colaboran a disminuir la molestia.

Start typing and press Enter to search

Traductor »