In Clínica Tufet

Aspectos históricos:

El ser humano, en su condición de animal racional, en ocasiones determina sus acciones por instintos o impulsos primarios siendo los más importantes el hambre (necesidad de ingerir alimentos para mantener la vida, la homeostasis y también obtener placer) y la sexualidad promovida por la necesidad de perpetuar la especie , fuente de placer y condicionante además de requisitos estéticos para la autoestima y la atracción.

Las primeras descripciones de las conductas anoréxicas destacan las connotaciones de religiosidad y misticismo. En el siglo IX un monje de Monhein (Baviera) describe esta conducta en una joven novicia . En el siglo XI Santa Waldesca, de la que se encuentra una reliquia en el Real Monasterio de Sijena (Huesca). En el siglo XIV Santa Catalina de Siena, en el XV Santa Juana de Arco y en el XVI Santa Teresa de Jesús. Todas estas santas tal vez no cumplian los criterios de diagnostico  de los manuales de consenso de hoy. En todas estos casos la conducta de actividades anoréxicas era por la renuncia al cuerpo con caracteres  sexuales y, en consecuencia, fuente de placer y atracción libidinal, en aras de conseguir una absoluta espiritualidad, un sentido de la existencia marcado por la penitencia, el sacrificio y potenciar la productividad intelectual.Vista Monasterio Sigena - Trastornos de la conducta alimentaria (TCA): Anorexia Nerviosa

Hoy el diagnostico de basa en:

  • La enfermedad está en relación con las transformaciones de la pubertad.
  • El conflicto es corporal y no estrictamente de la función alimentaria.
  • El origen y la clínica es diferente a los conflictos neuróticos.

Fuentes: Artículo de Dr.San Sebastián Cabosés

Tratado 3º del Real Monosterio de Sigena.

 

Start typing and press Enter to search

Traductor »
curso 150x150 - Trastornos de la conducta alimentaria (TCA): Anorexia Nerviosa