In Bótox, Facial

¿Qué es y para qué sirve la toxina botulínica, más conocida como botox?

  • La toxina botulínica (botox) tipo A se utiliza para conseguir relajar o debilitar los músculos de la mímica a través de inyecciones intramusculares.
  • Es una proteína altamente purificada que se extrae de una bacteria y que tiene la capacidad de interrumpir el impulso nervioso que origina una contracción muscular.
  • Se utiliza en el tratamiento de las arrugas de expresión desde principio de los años 90.

Toxina Botulínica: ¿Verdadero o falso?

Hoy nos centramos en la toxina botulínica tipo A, y para ello te proponemos un juego:

18 cuestiones, 10 falsas y  8 verdaderas, ¿cuántas acertarás?

1- “La toxina botulínica es una proteína bacteriana natural” Verdadero

2- “La toxina tiene efecto lífting” Falso

3- “No debe aplicarse durante el embarazo” Verdadero

4- “La toxina no se inyecta en los labios” Verdadero

5-“La toxina botulínica se utiliza cada vez más como efecto preventivo”. Verdadero

6-“La sensibilidad táctil de la piel, no resulta afectada” Verdadero

7-“Puede generar dificultad para respirar, tragar o hablar” Falso

8-“La inyección de toxina botulínica genera trastornos oculares” Falso

9-“La toxina botulínica produce erupción con nódulos y picores” Falso

10-“Puede producir la caída del párpado tras la inyección” Falso

11- “La toxina botulínica previene futuras arrugas” Verdadero

12-“Puede acumularse en el cuerpo a lo largo del tiempo” Falso

13-“Los tratamientos inyectables pueden desplazarse a través del cuerpo” Falso

14-“La toxina botulínica causa adicción” Falso

15-“Los resultados pueden verse a partir de las 48 horas” Verdadero

16-“Los efectos disminuyen al quinto mes aproximadamente” Verdadero

17-“Una vez que el efecto va desapareciendo, uno se ve más defectos que antes” Falso

18-“Los tratamientos de medicina estética inyectables pueden ser administrados por cualquiera” Falso

¿Qué debes saber sobre la toxina botulínica?

La toxina botulínica tipo A es un tratamiento médico seguro, autorizado por la Agencia Española del Medicamento, que necesita de unos requisitos estrictos para poder usarlo.

  • El médico debe tener una autorización de la Consejería de Sanidad de su Comunidad Autónoma para poder utilizar la toxina botulínica.
  • La Consejería designa al médico un depósito de farmacia, lo que permite seguir la trazabilidad del fármaco, consiguiendo así que su uso siempre sea en un centro autorizado.
  • El paciente debe firmar un consentimiento informado.

Mas información clica aquí

botox
Valoración general de los Pacientes
Total: 0
Showing 2 comments

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search