Queratosis Actínica

¿Qué es la queratosis actínica?

 

En las zonas del cuerpo más expuestas al sol como la cara, el cuero cabelludo, el escote y el dorso de las manos el efecto acumulativo del sol a lo largo de la vida provoca daños a nivel genético que se traducen en la aparición de lesiones conocidas con el nombre de queratosis actínicas. Los pacientes de piel clara y de mayor edad tienen mayor riesgo de presentar estas lesiones, que habitualmente coexisten con otras también desencadenadas por la radiación solar como los léntigos solares (manchas) o las telangiectasias (arañas vasculares), entre otros.

Se trata de áreas mal delimitadas de piel rosada que desarrollan descamación en la superficie. Las lesiones son asintomáticas y se clasifican en grados que van del 1 al 3 dependiendo de si solo son visibles (grado 1) o si son además son fácilmente palpables (grado 3).

La importancia de estas lesiones radica en que están estrechamente relacionadas con el cáncer de piel. Mientras para algunos autores son lesiones precancerosas, otros las consideran verdaderos carcinomas escamosos in situ. No se puede calcular de forma exacta la probabilidad de malignizar de una lesión individual, pero sí que la presencia de queratosis actínicas predice un riesgo aumentado de desarrollar cáncer de piel en comparación con población sana de la misma edad.

Un concepto interesante es el de campo de cancerización. Se considera que la piel que rodea a una queratosis actínica o un carcinoma escamoso cutáneo de un determinado paciente ha sido sometida de forma similar a los mismos agentes cancerígenos por lo que tiene un mayor riesgo de desarrollar nuevas lesiones malignas que la piel de otras zonas del organismo que no ha sido expuestas.

Por lo tanto, las queratosis actínica y el campo de cancerización que lo rodea, son lesiones que deben tratarse siempre, no sólo desde el punto de vista estético sino también médico porque albergan mutaciones que suponen un riesgo para desarrollar carcinomas escamosos invasivos.

 

 

¿Cuál es el tratamiento adecuado?

 

Las opciones de tratamiento son múltiples, lo que nos permite escoger el tratamiento que mejor se adapta al paciente. En algunas ocasiones es necesaria la combinación varios para obtener los mejores resultados. Igualmente importante es la prevención. La evitación de la exposición solar y el uso habitual de fotoprotector y de gorra son las principales armas para evitar el desarrollo de nuevas lesiones en pacientes predispuestos.

 

Tratamientos tópicos:

Existen diferentes medicamentos que se pueden aplicar de forma tópica en crema o solución: Imiquimod 5% y 3,75%, Ingenol mebutato, 5-Fluoracilo 5% y 0,5%, Diclofenaco sódico. La principal diferencia entre ellos es la pauta de aplicación y la duración del tratamiento. En general son tratamientos que suelen conseguir buenos resultados cosméticos y que van orientados a tratar el campo de cancerización y lesiones individuales grado 1 y 2.

 

Tratamientos físicos o ablativos:

Crioterapia: Es un tratamiento rápido y efectivo que se administra en la consulta con mucha frecuencia. Ideal para una lesión aislada independientemente del grado de la misma. Puede resultar doloroso y difícil de administrar cuando el paciente tiene muchas lesiones mal delimitadas. Dado que es un tratamiento que no trata el campo de cancerización, si es preciso se puede asociar a otro tratamiento para mejorar los resultados. Existe el riesgo de aparición de cicatrices hipopigmentadas (blancas) en las zonas tratadas.

Láser CO2 o Er-YAG: Puede utilizarse tanto para tratar lesiones individuales como para el tratamiento del campo de cancerización. Consigue buenos resultados cosméticos, pero resulta doloroso.

Terapia fotodinámica: Combina la aplicación en la consulta de una crema fotosensibilizante y una lámpara de luz roja. Se considera uno de los tratamientos más efectivos para tratar lesiones individuales extensas, a la vez que actúa sobre el campo de cancerización. Es también el tratamiento que consigue los mejores resultados cosméticos. Puede resultar doloroso, pero se controla con la aplicación de aire frío o anestesia troncular.

Tratamiento quirúrgico:

En casos aislados es necesaria la extirpación quirúrgica de alguna queratosis actínica rebelde a los tratamientos habituales o en la que exista la sospecha de evolución a carcinoma escamoso invasivo.

APLICACIONES

1 vez

DOLOR

Algo Molesto

DURACIÓN

Tratamiento tópico continuado.

Tratamiento quirúrgico de 1 aplicación.

CONSEJOS

Observe las manchas de la piel y acuda al dermatólogo.

Evite el Sol más intenso entre las 10 h y las 16 h.

Use protector solar con un factor de protección adecuado a su tonalidad de piel.

RECUPERACIÓN

1 o varios días de recuperación, según el tratamiento.

MEJORIA

Habitualmente se empieza a observar mejoría durante las 2 semanas siguientes.

Más información en
93 459 03 44/ 628 097 342
info@clinicatufet.com

Start typing and press Enter to search