In Nuestros Artículos, Unidad de Nutrición

En invierno aparecen las infecciones recurrentes respiratorias, la mayoría de origen vírico, dónde, en general, no está indicado el uso de antibióticos.

flu1

El sistema inmunológico juega un papel determinante en la lucha antiviral, una vez el virus ha entrado en nuestro organismo, debemos disponer de unas fuertes defensas para poder hacer frente a estas infecciones propias de la estación fría.

Si el sistema inmune se halla en su equilibrio natural, estos virus apenas entran en nuestro organismo o son destruidos inmediatamente. Cuando existen alteraciones en nuestro sistema de protección es cuando estos gérmenes pueden causar daño en nuestro cuerpo.

Para proteger nuestro sistema inmunitario a largo plazo, podemos ayudarnos a través de una alimentación saludable, durmiendo lo suficiente, moviéndonos con regularidad y manteniendo un equilibrio mental interno.

Pero hay ocasiones en que el estilo de vida es inadecuado o insuficiente, entonces podemos ayudarnos con la medicina complementaria, especialmente en invierno:

  • Fitoterapia: Se emplean diferentes plantas, como por ejemplo, la echinácea, puede reducir la duración de la gripe y aliviar sus síntomas. El gingseng, es un adaptógeno que modula el sistema inmunitario, aumentando la capacidad de respuesta reduciendo los casos de resfriados al año.
  • Aromaterapia: Desde hace muchos años se atribuye efecto inmuno-modulador a los aceites esenciales como el eucalipto o la lavanda, en forma  de inhalación de vapores de estas plantas aromáticas.
  • Micronutrientes: Vitamina C, Zinc, por ejemplo.
  • Ozonoterapia: Tratamiento que permite la estimulación del sistema inmunitario.
  • Micro-inmunoterapia: Proporciona apoyo inmunitario específico. Ayuda al sistema inmune a recuperar su equilibrio. Sus objetivos son:
  1. Enseñar al sistema de defensa del organismo el mejor camino hacia una reacción adaptada a hacer frente a distintos ataques.
  2. Evitar que la propia reacción inmunitaria afecte a otros sistemas del organismo.
  3. Ayudar al organismo a que recupere su equilibrio.

 La micro-inmunoterapia utiliza sustancias inmuno-competentes como citoquinas y ácidos nucleicos específicos a muy bajas concentraciones. La micro-inmunoterapia no fuerza ni bloquea al sistema inmunitario, lo modula suavemente y de forma natural.

Fuente: Departamento

Valoración general de los Pacientes
Total: 0

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search