In Nutrición

Lo que comemos tiene una relación directa con nuestras emociones, una buena alimentación garantiza que nos sintamos mejor.

nutrición-bienestar-clinica-tufet

Nutrición para sentirnos más felices:

1. Debemos aumentar el consumo de grasa Omega 3:

  • Nueces / Aceite de nuez / Semillas de linaza
  • Aceite de camelina
  • Pescados grasos:

Consumir, al menos 3 veces por semana, pescado graso (alrededor de 400 gr semanales).

Los pescados más indicados son: el boquerón, la sardina, el arenque, el salmón salvaje del Pacífico, la caballa, la trucha de mar, el hígado de bacalao. Los otros pescados grasos como el pez espada, el atún, el fletán, el lucio, el salmón de piscifactoría, deben ser consumidos con precaución, y en ningún caso, en el embarazo. Estos últimos son peces que acumulan metales pesados como el mercurio, el plomo y el cadmio.

Para conservar las propiedades de los pescados grasos, debemos evitar las altas temperaturas y el microondas.

Como consumir el pescado graso:

– En lata, siempre en aceite de oliva o en agua, nunca girasol, sardinas, caballa, hígado de bacalao…
– Crudos como sushi o sashimi
– Marinados en aceite de oliva virgen extra, vinagre, aromas y especies
– Al vapor
– Al wok
– En hervido de corta duración.

  • Huevos ecológicos:

Son ricos en omega 3 y colina, que es el precursor de la acetilcolina, un importante neurotransmisor. El consumo recomendado en estos huevos, 5 a la semana, por la mañana o al mediodía, evitar en la cena. La mejor forma de cocinarlos es, pasados por agua, en tortilla o a la plancha.

2. Proteínas de alta calidad, que contengan los aminoácidos esenciales, especialmente, el triptófano y la fenilalanina.

  • El triptófano: es transformado en nuestro organismo en serotonina, un neurotransmisor relacionado con el buen humor, la serenidad, la relajación y permite disminuir el apetito por los dulces. Está presente en: lácteos, particularmente los ricos en suero de leche, pescado, tomate, aves, cereales integrales, legumbres.
  • La fenilalanina: es transformado en nuestro organismo en dopamina y noradrenalina, que favorecen la motivación, la autoestima, y la energía. Los alimentos más ricos en este aminoácido son: las carnes rojas, el jamón, el queso, el marisco y los huevos. Es aconsejable tomarlos en el desayuno y en la comida.

3. Vitaminas del grupo B:

Son esenciales para que nuestro organismo utilice bien los nutrientes en la producción de energía, para el sistema inmunitario, y para la síntesis de neurotransmisores, pues de ellos depende la capacidad de concentración, la adaptación al estrés, la libido y el humor. Encontramos vitaminas del grupo B en las legumbres, los vegetales de hoja verde (espinacas, brócoli, espárragos verdes), las carnes, los pescados, los cereales integrales, germen de trigo, levadura de cerveza. La vitamina B12 sólo se encuentra en alimentos de origen animal, a tener en cuenta por los vegetarianos.

4. Magnesio:

Enriquecer nuestra alimentación con magnesio puede reducir el estrés y la ansiedad. El magnesio es fundamental para el organismo. Contribuye a la transmisión nerviosa y a la relajación muscular. Su déficit puede provocar fatiga, espasmos musculares, palpitaciones, ansiedad, sensibilidad a los ruidos, inadaptación al estrés, fatiga matinal, etc.

Los alimentos que contienen magnesio son: las legumbres, las nueces, cereales integrales, germen de trigo, verduras de hoja verde oscuro, la levadura de cerveza, el chocolate negro y el agua mineral rica en magnesio.

Valoración general de los Pacientes
Total: 0

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search