Seleccionar página

MEDICINA ESTÉTICA / FACIAL

Toxina Botulínica

◊ Rostro decansado y fresco con botox

¿Qué es la Toxina Botulínica o Bótox?

La toxina botulínica, más conocida como Bótox, es probablemente el tratamiento más popular y al mismo tiempo, más inocuo en la medicina estética.

La sustancia en sí no permanece más de 24 horas en el cuerpo, pero los efectos serán visibles al poco tiempo. Aplicado correctamente provoca una relajación de la musculatura. Por consiguiente, logramos una reducción de las arrugas dinámicas o de expresión y estáticas, aquellas que con el tiempo se convierten en “surcos”. 

En medicina estética el tratamiento con toxina botulínica es uno de los más antiguos y, a la vez, más queridos que consigue rejuvenecer, prevenir y embellecer el rostro. En manos de un especialista es un tratamiento seguro y muy agradecido. 

El objetivo principal del tratamiento con Bótox es lograr un rostro descansado y fresco.

¿Cuáles son sus principales indicaciones?

Su aplicación principal es el tercio superior del rostro.

Arrugas como las del entrecejo, frente y patas de gallo, tan condicionadas por la movilidad muscular, tienen en la toxina botulínica su indicación principal.

¿Cómo se aplica la toxina botulínica en la cara?

El Bótox se aplica mediante inyección en los músculos que producen las contracciones en el rostro. No requiere de anestesia y los efectos serán visibles a los pocos días.

¿Cuáles son los efectos secundarios de la toxina botulínica?

◊  Al ser un tratamiento que proviene de la medicina hospitalaria, sus efectos secundarios y contraindicaciones están muy estudiadas. Por consiguiente, es imposible un problema toxicológico con su uso, ya que trabajamos con dosis muy pequeñas.

Siempre explicamos a los pacientes que queremos relajar al músculo “padre de las arrugas “, pero no paralizarlo, para poder conseguir facciones relajadas y descansadas, no caras congeladas e inexpresivas.

Toxina Botulínica

Antes y después de la Toxina Botulínica

Después Toxina BotulínicaDespués Toxina Botulínica
botox en la frente arrugas en la frentebotox en la frente arrugas en la frente

¿Qué indicaciones tiene la Toxina Botulínica?

=

Aplicaciones

TERCIO SUPERIOR DE LA CARA

Sesiones

2-3 VECES AL AÑO O 4-6 MESES (SEGÚN EL PACIENTE).

Duración del tratamiento

30 MINUTOS.

s

Dolor

INDOLORO.

Recuperación

NO REQUIERE TIEMPO DE RECUPERACIÓN.

R

Visibilidad de mejoría

EL EFECTO APARECE A LOS 3-5 DÍAS DE SU APLICACIÓN.

Época del año recomendada

TODO EL AÑO.

¿Para qué está indicado?

RELAJACIÓN MUSCULAR Y TRATAMIENTO DE ARRUGAS.

Nuestros Doctores te lo explican

Muchas pacientes que vienen por primera vez a Clínica Tufet a aplicarse Bótox nos hacen las mismas preguntas. Existe mucha literatura o leyenda urbana sobre la toxina botulínica.

Preguntas frecuentes

Toxina Botulínica
¿ A partir de cuándo voy a notar los efectos del Bótox?

Habitualmente se empieza a notar después de 5 – 8 días. Después de 15 días hacemos un pequeño retoque, cuando ya ha fijado la toxina botulínica en el músculo por si ha quedado alguna arruguita que queramos tratar.

Consejos importantes posteriores a la aplicación de la toxina botulínica

NO masajear la cara: (queremos la tóxina en punto exacto donde la hemos fijado)

NO hacer sauna ni actividad deportiva el mismo día

NO llevar casco de moto: (por posible desplazamiento de la toxina botulínica)

¿Sentiré molestias?

No, no duele nada.

¿Cuál sería la edad recomendada para iniciar el tratamiento con toxina botulínica?

No hay una edad de inicio para los tratamientos con toxina botulínica, aunque sí una necesidad de tratamiento y de reeducación muscular para prevenir la aparición de ciertas arrugas faciales.

Toxina Botulínica: ¿Verdadero o falso?

Hoy nos centramos en la toxina botulínica tipo A, y para ello te proponemos un juego:

18 cuestiones, 10 falsas y  8 verdaderas, ¿cuántas acertarás?

1- “La toxina botulínica es una proteína bacteriana natural”  Verdadero

2- “La toxina tiene efecto lífting” Falso

3- “No debe aplicarse durante el embarazo” Verdadero

4- “La toxina no se inyecta en los labios” Verdadero

5-“La toxina botulínica se utiliza cada vez más como efecto preventivo” Verdadero

6-“La sensibilidad táctil de la piel, no resulta afectada” Verdadero

7-“Puede generar dificultad para respirar, tragar o hablar” Falso

8-“La inyección de toxina botulínica genera trastornos oculares” Falso

9-“La toxina botulínica produce erupción con nódulos y picores” Falso

10-“Puede producir la caída del párpado tras la inyección” Falso

11- “La toxina botulínica previene futuras arrugas” Verdadero

12-“Puede acumularse en el cuerpo a lo largo del tiempo” Falso

13-“Los tratamientos inyectables pueden desplazarse a través del cuerpo” Falso

14-“La toxina botulínica causa adicción” Falso

15-“Los resultados pueden verse a partir de las 48 horas”Verdadero

16-“Los efectos disminuyen al quinto mes aproximadamente” Verdadero

17-“Una vez que el efecto va desapareciendo, uno se ve más defectos que antes” Falso

18-“Los tratamientos de medicina estética inyectables pueden ser administrados por cualquiera” Falso

¿Qué ha supuesto la toxina botulínica en la práctica de la medicina estética?

La toxina botulínica es un pilar fundamental dentro de la medicina estética, ya que es el único tratamiento capaz de prevenir y disminuir las líneas de expresión que se forman por acción muscular, además, la versatilidad de este tratamiento permite el manejo de pacientes con parálisis facial y diferentes patologías como el bruxismo, la hiperhidrosis axilar y la sonrisa gingival 

¿Cómo se descubrieron los efectos del Bótox?

Su uso en medicina estética vino marcado por la casualidad y la observación de una paciente. La toxina botulínica se utiliza desde hace muchos años en aquellas patologías que necesitan disminuir la fuerza de un músculo, como por ejemplo en el estrabismo (ojo bizco), ya que, si se reduce la fuerza del músculo dominante, el ojo recupera su posición normal. Cuando además la paciente explicó a su oftalmóloga que le habían mejorado las patas de gallo, asistimos al nacimiento del uso de del Bótox en la medicina estética.

¿Por qué envuelve tantos mitos y estigmas?

¿Cuántas veces hemos escuchado la frase “se ha hecho los labios con bótox”?

La toxina botulínica no rellena, de hecho, en su estado inicial es un polvo que se diluye. No obstante, un mal uso o una práctica exagerada ha creado una imagen lejos de la verdad. 

El precio del bótox en la cara es otro mito, ya que históricamente era un tratamiento que parecía reservado a las altas clases sociales. Hoy en día, el precio del bótox aplicado en entrecejo o en las patas de gallo variará según producto y cantidades aplicadas. Actualmente, se entiende muchísimo mejor entre las generaciones más jóvenes que la toxina botulínica bien aplicada tiene como finalidad un rostro relajado y descansado. Es un rejuvenecimiento del aspecto general de la cara.