fbpx
 In Otros
La Asociación para la Investigación del Cáncer de Pulmón en Mujeres (ICAPEM), en colaboración con la Fundación Ricardo Fisas Natura Bissé y la Fundación AstraZeneca, han elaborado la Guía Práctica para los cuidados estéticos de las mujeres con Cáncer de Pulmón. Las doctoras Dolores Isla, Ana Blasco, Virginia Calvo y Miriam López Mata, todas ellas miembros de ICAPEM, son las autoras del documento.
Guía-práctica-para-los-cuidados-estéticos-de-las-mujeres-con-cáncer-de-pulmón
Esta guía nace con la intención de ayudar a las mujeres sometidas a un tratamiento oncológico, el cual les produce una serie de efectos secundarios visibles en pelo, piel y uñas.  En ella encontramos una serie de recomendaciones sobre cosmética y tratamientos médicos, además de consejos para el autocuidado de la piel, el maquillaje recomendado o sobre las prótesis capilares.
Los cambios en el aspecto físico de las mujeres con cáncer sometidas a la agresividad de los tratamientos de quimioterapia o radioterapia, son transitorios pero pueden agravar la estabilidad emocional de la peciente. Los efectos secundarios más frecuentes son sequedad, manchas o irritaciones en la piel, alopecia y cambios en las uñas.
La autoestima y la seguridad son aspectos fundamentales para que la paciente con cáncer mejore la relación, tanto consigo misma como con los demás, y siga mejor las recomendaciones médicas de buenos hábitos de alimentación y ejercicio físico.

 “El sentirse bien aporta seguridad y autoestima, mayor fortaleza para afrontar la enfermedad, transmitir una imagen a los demás y a sí mismas de normalidad, como si no estuvieran enfermas. Es verdaderamente importante sentirse a gusto con el físico, especialmente cuando se está enferma. No conozco que exista otra Guía que considere los actuales tratamientos utilizados en nuestra práctica clínica, algunos de los cuales impactan de algún modo en el aspecto físico de las paciente, fundamentalmente por su toxicidad dermatológica. Estas son las razones que justifican su utilidad”, apunta la Dra. Dolores Isla.

mujer-cancer

Lo primero que tienen que tener en cuenta las pacientes es que los efectos secundarios de los tratamientos oncológicos son reversibles y transitorios. Es cierto que muchos de ellos son visibles y provocan una caída lógica de la autoestima ya que, como señala la Dra. Isla “identifica a estas mujeres como pacientes ante la sociedad”. El más difícil de asumir es la caída del pelo, que incluye también la pérdida de pestañas y cejas.

Los profesionales recomiendan cortar el pelo antes de la caída. En cuanto el cabello vuelve a crecer, generalmente un mes tras la última sesión de tratamiento, lo puede hacer en forma de pelusilla. Por ello, se recomienda rasurarla para ayudar al crecimiento del cabello. En el caso de optar por una peluca, ésta debe ser transpirable y hay que evitar pegarla directamente al cuero cabelludo con adhesivos para evitar roces o heridas. Es necesario utilizar siempre un factor de protección solar con filtro alto (SPF 50) frente a la radiación UVA y UVB en el cuero cabelludo, aunque se utilice peluca o pañuelo.

En cuanto a pestañas y cejas, la solución más recomendada es la micropigmentación, realizada antes de la primera sesión de tratamiento. Ponerse en manos de una buena profesional especialista en micropigmentación oncológica, como Maribel Franco que en una entrevista reciente nos comentaba “Cuando se diagnostica un cáncer, las pacientes se sienten perdidas y es el médico quien debe darles todas las armas necesarias para poder llevar la enfermedad lo mejor posible. Sabemos que la fuerza psicológica es parte importante en el proceso de superación del cáncer. Devolver a estas mujeres su imagen a través de ltratamientos estéticos y de una buena micropigmentación les permitirá verse  bien. La pérdida de las cejas es quizás lo que peor llevan y al caer las pestañas la mirada pierde fuerza. Las ayudamos a que sean ellas mismas. Psicológicamente, el sentirse bien es un apoyo fundamental.”

mujer-cancer-4

Desde la Fundación Ricardo Fisas Natura Bissé, llevan años trabajando a través del voluntariado para poder implantar en los hospitales tratamientos gratuiros de estética oncológica. La firma de cosmética catalana conoce bien la piel de las mujeres y sus necesidades. Son conscientes de los cuidados específicos que conllevan las pieles sometidas a tratamientos agresivos, las cuales se vuelven deshidratadas y reactivas.
La recomendación principal es siempre una limpieza e hidratación exhaustivas durante el período de la enfermedad. La piel de manos y del cuerpo también sufre los efectos de la deshidratación y es necesario y recomendable utilizar fórmulas extremadamente ricas y nutritivas para paliar las molestias de la deshidratacion. Como la que propone Natura Bissé, Mango Nourishing Balm, cuyos beneficios se destinan íntegramente a su Fundación.

Mango-nourishing-balm-natura-bisse-1En el caso de tener gran sequedad en boca y labios, se debe aumentar el consumo de líquidos y utilizar cremas hidratantes ricas en aceite de rosa mosqueta, mantecas de mango, etc. Llevar siempre una botella de agua y humedecerse los labios; los caramelos ácidos sin azúcar también pueden ayudar. Estas son algunas de las recomendaciones que se pueden encontrar en esta Guía.

Start typing and press Enter to search

Traductor »
redken raffel pages 080 barcelona 02 150x150 - Guía práctica para mujeres con cáncerlalluitadarnau5 580x435 150x150 - Guía práctica para mujeres con cáncer