Fotoesclerosis mediante láser

¿Qué es la Fotoesclerosis mediante láser?

El principio de funcionamiento del láser consiste en la emisión de una luz monocroma que es captada específicamente por un color.

El láser para tratamiento de varices de aplicación por encima de la piel, el color que capta es el rojo de la sangre. El calentamiento que produce, en la zona de acción, provoca la lesión de la pared de la vena induciendo la coagulación de la sangre y posterior esclerosis de la variz.

La vena cerrada por el efecto térmico del láser genera un fenómeno de reparación tisular que ocasiona su reabsorción. La vena tratada con laser desaparece visual y físicamente.

APLICACIONES

Eliminar las varices

DOLOR

Indoloro

RECUPERACIÓN

Tiempo mínimo

LASER NEODIMIO-YAG (CUTERA) 1064nm

La longitud de onda de 1064 nm es la más específica para que la energía que emite el láser se absorba por la hemoglobina (roja) de la sangre, evitando su dispersión por otros tejidos de alrededor.

Penetra hasta una profundidad máxima de 3mm que es hasta donde se encuentran las venas a tratar. Transmite suficiente energía para calentar la vena sin lesionar la epidermis. El calentamiento en cada disparo es suficientemente largo para coagular lentamente los vasos sin lesionar los tejidos de alrededor.

Las venas en las que se obtienen mejores resultados son las que su diámetro es inferior a 3mm y pueden ser de color azul o rojo.

Si quieres saber si tus varices pueden ser tratadas con láser percutáneo consulta con nosotros.

El tratamiento de fotoesclerosis se hace en varias sesiones consecutivas sobre las mismas zonas y deben estar separadas entre ellas por un periodo de 4 a 8 semanas.

El tratamiento de laser se puede complementar con otras técnicas de esclerosis o cirugía de las venas.

La sesión de tratamiento es muy poco dolorosa, se percibe como un pinchacito caliente y no es necesaria anestesia local ni medicación analgésica.

Los resultados son visibles desde la primera sesión y el resultado definitivo se observa pasadas unas semanas después de finalizado el tratamiento.

En un 10% de los casos puede aparecer como consecuencia del tratamiento un pequeño entramado de numerosos capilares diminutos confluentes, agrupados, menores de 0.2 mm de aspecto rosado en el lugar del tratamiento. Se suele resolver de forma espontánea o se requiere alguna nueva sesión para una desaparición.

Las complicaciones que pueden aparecer por el tratamiento de las varices con laser pueden ser pequeñas ampollas, costritas superficiales y pigmentaciones. Estas lesiones son muy superficiales y en su gran mayoría su resolución es absoluta transcurrido poco tiempo.

 SOLICITA TU VISITA 

Tu primera visita sin comprimiso,
pide presupuesto
LLÁMANOS AL
93 459 03 44 / 628 097 342
PIDE CITA
info@clinicatufet.com

Todo sobre Fotoesclerosis mediante láser en nuestro Blog

Start typing and press Enter to search