In Alergias

La alergia al níquel es un problema relativamente frecuente, se estima que afecta a más del 15% de la población. La principal manifestación es en forma de reacciones cutáneas o dermatitis de contacto. La dermatitis de contacto es una inflamación de la piel que aparece en el lugar de contacto con el níquel y puede presentarse desde un leve enrojecimiento con descamación (eccemas) hasta la aparición de ampollas, costras e incluso úlceras si no se trata (Figura 1). En todas las fases se sufren picores o ardor de la zona.

 

Alergia al Níquel                        Alergia al Niquel

 

 

Figura 1. Dermatitis de contacto por níquel, placas enrojecidas, pruriginosas que coinciden con la hebilla del cinturón o con el botón del pantalón.

Dermatitis de contacto Alergia al niquel

 

 

Dermatitis de contacto que puede evolucionar a erosiones.

 

 

Para desarrollar una alergia o sensibilización al níquel se requiere un contacto continuado durante un tiempo. Al tratarse de un metal de uso común (bisutería, monedas, pomos de las puertas, cubiertos…) el riesgo a sensibilizarse es mayor.

Más de la mitad de las personas con alergia al níquel presentan erupciones en la piel en sitios distintos a los del contacto con el metal (figura 2.) , como el cuello, zonas de pliegues como las inglés, axilas…estudios indican que puede ser debido al níquel que se ingiere con los alimentos.

 

                                                    Alergia al Niquel                                     Alergia al Niquel

Figura 2. Dermatitis generalizada por alérgia al níquel. Es preciso valorar la relación con la ingesta de níquel en los alimentos o la presencia de una dermatitis atópica asociada.

 

El diagnóstico de la dermatitis de contacto por niquel, se realiza a través de un examen de la piel del paciente que incluye las pruebas epicutáneas o pruebas del parche. Este test es muy fiable para determinar el grado de alergia al niquel y a otras sustancias de uso común en nuestro ambiente como los perfumes, el cemento, el tinte del cabello, los colorantes de la ropa, adhesivos, plásticos y otros metales como el cobalto. Es importante tener en cuenta que hay personas con pieles muy reactivas como la dermatitis atópica que tienen mayor predisposición a padecer dermatitis de contacto, el dermatólogo puede diagnosticar la presencia de otras alteraciones cutáneas asociadas.

 

 Tratamiento

El tratamiento consiste sobre todo en averiguar los productos que generan la alergia para evitarlos. Es frecuente que pacientes con alergia al níquel tengan alergia a otros productos, por ello son importantes las pruebas epicutáneas. Con la realización de las pruebas se elabora un informe con el listado de productos que el paciente debe evitar. Además existen una serie de cremas barreras para aislar la piel y evitar el contacto.

En la fase de eccema agudo son eficaces los fomentos con permanganato potásico o agua de Burow y la aplicación posterior de corticoides tópicos bajo prescripción médica. En ocasiones se debe recurrir a los antibióticos porque las lesiones se infectan.

Ante la sospecha de una sensibilización alimentaria se debe elaborar una dieta de alimentos que no contengan grandes cantidades de niquel.

 

Dra. Yolanda Fortuño

Dermatóloga

 

Start typing and press Enter to search

Traductor »
dermatitis atopica 1024x637 150x150 - Alergia al níquel. SÍNTOMAS