In Dermatología Clínica

¿Qué es el acné?
El acné (o acné vulgar) es una afección de la piel que a pesar de ser más frecuente en la adolescencia, puede aparecer a cualquier edad de la vida. Se presenta habitualmente con distintas lesiones cutáneas, que van desde comedones y pápulas (los conocidos como puntos negros y espinillas), hasta pústulas y nódulos. Aunque en una proporción de pacientes tiende a mejorar por sí misma, en otros pacientes puede persistir esta afección, o llevar al desarrollo de cicatrices, bien hipertróficas (abultadas), o bien en forma de pequeños hoyuelos. Pero, ¿Cuáles son las causas y tratamiento para el acné?

¿A quién puede afectar?
El acné afecta más frecuentemente a gente joven desde la pubertad, de forma algo más temprana en niñas que en niños, aunque no es exclusivo de la adolescencia.
En las mujeres, puede aparecer también durante la tercera década de la vida, y persistir durante la vida fértil.
También, puede aparecer a cualquier edad asociado a tratamientos con algunos fármacos (acné medicamentoso).
Un caso especial es el del acné neonatal, que ocurre en algunos recién nacidos durante las primeras semanas de vida, y que se resuelve con el paso del tiempo.

¿Por qué aparece el acné?
La aparición y persistencia del acné, se ha relacionado con varios factores:
la presencia de una piel grasa
una bacteria denominada Propionibacterium acnes, que vive en los folículos de la piel y produce unas substancias responsables de la inflamación
las hormonas, que estimulan el desarrollo de las glándulas sebáceas
la queratinización de los folículos, es decir, la formación de un pequeño tapón formado por las células de la piel desprendidas, que impide que el sebo sea expulsado de forma normal.

¿Cómo se diagnostica el acné?
El diagnóstico del acné es clínico, y no necesita la realización de ninguna prueba complementaria.

¿Cómo se trata el acné?
Para abordar el tratamiento del acné, hay que establecer un nivel de gravedad, en función del cuál se elige entre las opciones de tratamiento disponibles.
Para cualquier caso de acné, se indicarán medidas de higiene adecuadas para complementar el tratamiento que se prescriba.
En casos de acné leve, se iniciará el tratamiento con productos tópicos, entre los que disponemos de varias opciones, solas, o que combinan varios productos. Entre los más utilizados, encontramos el peróxido de benzoilo, antibióticos tópicos, ácido azelaico o adapaleno.
En caso de acné en la mujer una opción terapéutica consiste en el uso de anticonceptivos hormonales con agentes antiandrógenos.
En el acné moderado y grave en ambos sexos, se puede utilizar antibióticos por vía oral en tandas largas, o recurrir al tratamiento con isotretinoina oral. En este caso, es importante conocer sus efectos secundarios, y la importancia de tomar medidas anticonceptivas, ya que el medicamento puede producir malformaciones importantes en caso de embarazo.

¿Cómo se pueden tratar las marcas del acné?
Como complemento al tratamiento del acné, se pueden realizar peelings químicos, o tratamiento con láser resurfacing con tal de mejorar el aspecto de la piel que ha estado afecta por el acné.

Start typing and press Enter to search

Traductor »
verano 150x150 - ACNÉ: Causas y tratamientoprevencion cancer piel 2 150x150 - ACNÉ: Causas y tratamiento